Glifodes del olivo-Blog

Plagas del olivo: Glifodes

El glifodes del olivo (Palpita vitrealis) esta considerada como una plaga secundaria del olivo, afectando principalmente a los árboles jóvenes en formación.

Es un lepidoptero, siendo el adulto una mariposa que se puede distinguir con facilidad gracias a su color blanco. Estos adultos, depositan los huevos de forma aislada o en pequeños grupos, fundamentalmente en el envés de las hojas. Las larvas resultantes se reconocen gracias a su color verde y translucido. Estas, al crisalidar, se recubren con un capullo, que permanece en la parte aérea del árbol.

El periodo crítico suele producirse en primavera-verano. Este periodo crítico viene dado por las condiciones ambientales favorables además de un mayor crecimiento vegetativo del olivo. Las larvas durante su desarrollo unen las hojas apicales de los brotes tiernos con sedas y se refugian en su interior para obtener alimento, pudiendo provocar deformaciones y retrasos del crecimiento de los plantas

En lo referente a su control, no esta recomendado realizar tratamientos de forma generalizada, solo en el caso de presencia de daños recientes en yemas y brotes productivos a partir de la formación del fruto, ya que una vez atacados estos brotes, la plaga puede pasarse al fruto. En el caso de que se haga un tratamiento es recomendable alternar productos en cada aplicación en un periodo de 21 días.

Como siempre, es mejor prevenir que curar, por ello, es altamente recomendable hacer hincapié en las prácticas culturales. Estas prácticas estarán enfocadas a evitar un excesivo vigor vegetativo, por ello habrá que tener especial cuidado con la fertilización nitrogenada que se realice en la plantación, además de otros bioestimulantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *